Gabinete de curiosidades griegas: Relatos extraños y hechos sorprendentes

Gabinete de curiosidades griegas: Relatos extraños y hechos sorprendentes

James C. McKeown

Language:

Pages: 226

ISBN: 2:00365523

Format: PDF / Kindle (mobi) / ePub


El propósito inicial del libro parece ser sobre todo el de sorprendernos y entretenernos con una sucesión de historias y textos sobre los más diversos aspectos de la vida y costumbres de los antiguos griegos, desde las normas de etiqueta en la comida o los métodos para perder peso, hasta los rituales para tener éxito en el sexo; desde la fascinación por el deporte olímpico (¿fue un hombre-lobo el ganador del boxeo en una olimpiada?), hasta los crímenes de la policía secreta de Esparta. Todo ello contado a través de testimonios coetáneos e ilustrado con las imágenes de la vida cotidiana que se nos han conservado en la cerámica antigua. Hasta que de la sorpresa inicial pasamos al descubrimiento de que aquel no era tal vez el mundo admirable que se nos ha hecho creer.

The Iliad

The Trojan Women (Greek Tragedy in New Translations)

Taste or Taboo: Dietary choices in antiquity

A War Like No Other: How the Athenians and Spartans Fought the Peloponnesian War

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

26). Demóstenes pagó a Iseo diez mil dracmas para que le diera clases particulares sobre cómo hablar en público (Plutarco, Vidas de los diez oradores 839f). Demóstenes no quiso pagar diez mil dracmas a la prostituta Lais por acostarse con él, comentando al apartarse de ella escandalizado y asustado por lo exorbitante de sus exigencias: �No compro tan caro algo de lo que arrepentirme» (Aulo Gelio, Noches áticas 1.8). Se atribuye a Aristóteles la redacción de tratados sobre las constituciones

muerte. (Pausanias, Descripción de Grecia 6.5) Diodoro Sículo señala que la muerte de Polidamante, el tesalio, aplastado por una roca demostró a todos qué peligroso es poseer una gran fuerza, pero un cerebro pequeño (Biblioteca histórica 9.14). Milón de Crotón fue uno de los atletas más famosos de la Antigüedad. Se dice que obtuvo en Olimpia seis victorias en la prueba de lucha (una de ellas en la categoría de niños), y siete en los Juegos Píticos celebrados en Delfos (seis veces en la

supone una pequeña inversión de tiempo. • Ejercita todas las partes del cuerpo, con la intensidad que cada jugador elija. • Coger la pelota desarrolla una buena coordinación de la mano y de la vista. • Casi todos los demás ejercicios fomentan la indolencia. Incluso los luchadores en las Olimpíadas suelen engordar y desarrollan dificultades respiratorias. Hombres así resultan poco útiles como líderes tanto en la guerra como en la política; confiaría uno esas labores antes a los cerdos que a

tercera; y la primera conversación que había mantenido, y la segunda y la tercera. Y así con todo lo demás. Pues intentaban retener en la mente todo lo sucedido en un día entero, proponiéndose recordarlo en el mismo orden en el que cada uno de los acontecimientos había ocurrido. Y si, al despertar, contaba con más tiempo libre, también intentaba recordar lo que había sucedido dos días antes. Y en gran medida trataban de ejercitar la memoria, pues no hay nada tan importante para la ciencia, la

(Vol. 22.1 col. 237). No recuerdo haber visto ninguna otra ocurrencia tan frívola a lo largo de más de cuarenta años de consultar esta formidable obra de erudición. La versión actualizada y muy abreviada (dieciocho volúmenes en lugar de ochenta y tres), la Neue Pauly, resulta a todas luces caprichosa en comparación, pues ofrece incluso un artículo engañoso sobre el deporte, por lo demás inexistente, de la apopudobalía, supuestamente una versión prototipo de fútbol. En 1891, quincuagésimo cuarto

Download sample

Download